Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró este martes que se dará garantías a los partidos de la oposición para que continúen inscribiendo a sus militantes en el Chapare, después de que el pasado 12 de octubre un grupo de seguidores del partido gobernante atacó un punto de registro del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), que tiene como candidato presidencial a Carlos Mesa.

"A nuestra militancia le vamos a orientar adecuadamente (que) estos grupos políticos van a buscar victimizarse, van a ir a provocar y no hay que caer en esa provocación, porque ellos intentan mostrarse como víctimas, como gente perseguida, pero más allá de eso, en mi condición de Ministro de Gobierno, nosotros les vamos a proporcionar todas las garantías a través de la Felcc (Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen)", dijo.

Después de que los seguidores del Movimiento Al Socialismo (MAS) atacaron un punto de registro de militantes del FRI en Shinahota, Cochabamba, e incluso robaron un cartel con la imagen del candidato Mesa, éste deploró la violencia ejercida contra sus simpatizantes y pidió garantías para el proceso de inscripción.

Asimismo, Mesa afirmó que el presidente Evo Morales, en su condición de máximo dirigente de los cocaleros del Chapare, tiene la obligación de ordenar que se respete la democracia. 

"Todo candidato tiene derecho a hacer cualquier actividad proselitista allí ¿O es que el Chapare no es Bolivia?", cuestionó el candidato, mediante su cuenta en Twitter. 

Entre tanto, organizaciones sociales del trópico cochabambino resolvieron aceptar sólo el registro de militantes del oficialismo y expulsar toda agrupación ciudadana o partido contrario al "proceso de cambio", que encabeza el presidente Morales.

De hecho, un sindicato de transporte de Shinahota ya expulsó a dos de sus afiliados por inscribirse en el Frente Revolucionario de Izquierda para participar en las elecciones primarias de enero de 2019.