Escucha esta nota aquí

La estadounidense Hayden Howard decidió un día adoptar un cachorro movida por el amor que le tiene a los animales. Le puso por nombre 'Jackson' y lo trataba como uno más de la familia.

Un día y mientras lo acariciaba, notó que 'Jack' tenía algo raro en su piel, eran como brotes nada normal. La preocupación hizo que se fuera hasta el veterinario para determinar qué pasaba.

Así quedó el cuerpo del animal. Los orificios en clara evidencia

Su sorpresa terminó siendo grande cuando el veterinario le informó que se trataban de orificios hechos por balines disparados por alguien. Pero no era solo uno, ¡si no unos 70 en el cuerpo!.

Hayden por poco y queda en 'shock'. Decidió encarar el tratamiento pero denunció a la Policía por el hecho. Los efectivos comenzaron la investigación que terminó dando con el responsable.

Tom Woodward fue encontrado culpable por la Policía

Tom Woodward, un vecino de zona, fue quien realizó los disparos ya que se le encontraron balines al lado del árbol trasero de su casa. Ya tenía antecedentes y ahora se le sumó el del cruedal animal. En estos momentos está en la cárcel por el hecho.

 

Estos fueron los proyectiles que le retiraron a 'Jack'

Pese a la difícil situación de 'Jack' según informe el portal RT, el perro se ha recuperado de a poco y ahora goza de mejor salud. La historia tiene un final feliz.

'Jack' se recupera favorablemente y hoy está mucho mejor