Escucha esta nota aquí

Los campesinos de la provincia Ingavi del departamento de La Paz decidieron levantar el bloqueo que habían iniciado el lunes en la carretera a Tiahuanaco y que amenazaba con perjudicar el traslado de invitados y visitantes al lugar donde se celebrará, este miércoles, la investidura simbólica del presidente Evo Morales.

La protesta tiene que ver con un conflicto entre la dirigencia provincial y la Federación Departamental de Campesinos de La Paz Túpac Katari que se niega a reconocer a los líderes regionales elegidos en un congreso.

Ángel Zapata, ejecutivo provincial de Ingavi, dijo que la protesta ingresó en un cuarto intermedio hasta la próxima semana cuando se realizará una reunión con los dirigentes departamentales.

Zapata aseguró que decidieron levantar las medidas “por no perjudicar al presidente" Evo Morales ni a las personas que deben trasladarse hasta las ruinas de Tiahuanaco, en declaraciones a la radio Erbol. 

Este miércoles por la mañana el presidente Evo Morales participará en Tiahuanaco de un acto ancestral en el que será ratificado como líder indígena y se pedirá salud y sabiduría para su tercera gestión como primer mandatario de la nación.