Escucha esta nota aquí

Rodeado por funcionarios y vecinos, el alcalde de Porongo, Julio César Carrillo, cumple hoy su séptimo día de huelga de hambre. Lo hace en las puertas de la Alcaldía de Santa Cruz, que se opone a la construcción de los puentes Bicentenario y Urubó Village.

Pese a que ya hubo cuatro bajas en la huelga (la última fue Eva Peralta, ayer por la tarde), Carrillo se siente apoyado porque ni bien se supo de las primeras tres bajas, ayer se sumaron 16 personas a la protesta. Y quieren seguir. “Si tengo que llenar la plaza 24 de Septiembre, lo voy a hacer”, comenta.

Suma constante

“Ha venido gente de comunidades. Llegaron desde Surutubia y Potrerito. Y mire, la gente hace fila para firmar los libros”, dice Carrillo. Lino Banderas es uno de los que ha llegado para sumarse a las 8.000 personas que, según calculan los huelguistas, han firmado los libros. “Avísenme cuando haya una marcha. Voy a ir a apoyarlos”, dice Banderas. Jesús Bonilla llegó desde la comunidad Chaco Güembé, que está a 20 kilómetros de Porongo, a apoyar a su municipio. Lo mismo hizo Virginia Bejarano, que llegó desde Terebinto con un poco de agua y jugo para los huelguistas. “Vengo hasta acá porque esos puentes hacen falta. No para mí, sino para las nuevas generaciones”, dice.

Según Jesús Bonilla, las comunidades de su zona también se beneficiarían porque podrían sacar mejor la yuca, el plátano y el maíz que se siembra. Se refiere a las comunidades Tarumatú, El Cuchi y Guarapucú, en las que viven unas 1.500 personas.

Candidato a medida de Percy

El conflicto entre municipios ha tomado una dimensión política con el anuncio de que Santa Cruz Para Todos, la agrupación que gobierna el municipio de la capital, presentará a un candidato que plasme la visión del alcalde Percy Fernández en Porongo.

El alcalde Carrillo dice que es una buena iniciativa para que la concejala Angélica Sosa, vocera de la propuesta política, vea cómo reaccionará Porongo.

En este escenario polarizado, el presidente del Comité pro Santa Cruz, Fernando Cuéllar, se acercó el viernes a Carrillo para proponerle que negocie aplicando criterios técnicos y que suspenda la medida de presión.

El presidente del Comité Cívico ha enviado sendas cartas a los municipios de Porongo y de Santa Cruz de la Sierra. Aún está esperando la respuesta de la capital. “Espero que lo hagan el lunes”, comenta. “El Comité también tendrá entendidos en este tema”.

El secretario de Obras Públicas de Porongo, Sandro Oquendo, está extrañado. Cuando fueron a capacitarse a Japón, con Rolando Ribera, los puentes que ahora defiende Porongo, contemplados dos en el Plan Metropolitano de Transporte elaborado por JICA, no eran un problema.