Escucha esta nota aquí

Los dos jueces técnicos que quedaron a cargo del Tribunal Décimo de Sentencia de La Paz, Roberto Mérida y Gladys Guerrero, luego de la destitución de la exjueza Patricia Pacajes, están en la ‘cuerda floja’ a la espera de la decisión del Consejo de la Magistratura paceño, que debe definir si son suspendidos o no.

Este tribunal fue puesto en el ‘ojo de la tormenta’, luego de que se conociera un audio en el que la exjuzgadora Pacajes reveló que sentenció al médico Jhiery Fernández a 20 años de prisión, pese a saber que era inocente.

Desde aquel momento, el tribunal que presidió Pacajes empezó a ser ‘golpeado’ jurídicamente, ya que además de las dudas que se sembraron en torno a la sentencia, que de forma unánime los juzgadores le dieron a Fernández y dos implicadas más, otros jueces de garantías encontraron en sus acciones muestras de retardación de justicia, vulneración a los derechos humanos de los procesados y dilaciones procesales innecesarias.

Zuleika Lanza, abogada de Sandra Mérida (una de las tres personas condenadas a finales de marzo de este año por el caso del bebé Alexander), dijo que las notificaciones para suspender a los juzgadores que su clienta denunció se están tramitando y que solo se espera algunas horas para que se tenga certeza de que ambos fueron suspendidos.

La seguridad que transmite Lanza en sus declaraciones nace principalmente por la acción de libertad que su cliente ganó hace unos días, donde se pusieron de manifiesto las irregularidades y las demoras que el tribunal tuvo en remitir el expediente del caso del bebé Alexander a un juez superior, para que pueda resolver la apelación restringida al fallo que fue expuesta por los acusadores y los acusados.

Américo Aranibar, responsable del Consejo de la Magistratura, dijo que se estaba analizando los informes para determinar si existe responsabilidad en los juzgadores por la demora en el paso del expediente de un juzgado a otro y ver si corresponde procesarlos disciplinariamente.

Respecto a la salida de Fernández de la cárcel, su abogado Cristian Alanes, dijo que ya se iniciaron los trámites exigidos por los vocales que lo liberaron.