Escucha esta nota aquí

Tal como estaba previsto, ayer, una delegación paraguaya, encabezada por el intendente municipal de Concepción (Paraguay), devolvió a su lugar de origen la segunda campana que el Ejército de ese país se llevó al culminar la Guerra de Chaco, hace casi 80 años. Los estudiantes de Macharetí (Chuquisaca), levantando banderas paraguayas y bolivianas, formaron en columna para recibir la reliquia en la plaza central.

Todo el pueblo salió a la calle y aplaudió el retorno de la vieja campana que mantenían los paraguayos como trofeo de guerra. Un grupo de conscriptos del Ejército boliviano rememoró el último día de la contienda, cuando los combatientes se dieron el abrazo de paz.

El intendente Alejandro Urquieta planteó firmar un convenio entre ambos municipios, para fortalecer las relaciones y fomentar el conocimiento de los jóvenes. A su vez, el alcalde de Macharetí, Reynaldo Maraz, agradeció el gesto y dijo que la campana estará en un lugar especial del pueblo