Herlan Solís, secretario de Energía de la Gobernación de Santa Cruz, ha confirmado que el nuevo apagón registrado la noche del lunes 5 de enero es la muestra de la inseguridad energética de Bolivia y de Santa Cruz.

La autoridad criticó al Gobierno nacional por hacer política con la consigna de convertir a Bolivia en centro energético de Sudamérica y recomendó buscar nuevas fuentes de generación para enfrentar nuevos cortes eventuales.

A las 21:15 del lunes 5 de diciembre, la explosión de un transformador de medición en la generadora de electricidad de Guaracachi dejó de forma súbita, al igual que en diciembre de 2014, en tinieblas al motor económico de Bolivia.

Este nuevo caso es de generación y tiene que responder Guaracachi. Demuestra que no estamos preparados para un corte de luz de esta magnitud, no tenemos la seguridad energética nacional, peor departamental. Santa Cruz siempre es el mayor afectado por los problemas de energía eléctrica”, aseguró Solíz.

Pronunciamiento del CNDC y ENDE

El director del CNDC, Hernán Jaldín, explicó que una vez registrada la explosión del transformador de medición, todo el equipo de ingenieros de Guaracachi y también desde Cochabamba, según el protocolo de seguridad, trabajaron en la restitución.

La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), mediante un comunicado, hizo conocer que se dañó un transformador de voltaje de la central Guaracachi y se produjo la desconexión de las líneas en 69 KW que confluyen a la barra de 69 KW de dicha central, así como la desconexión de todas sus unidades, provocando un corte parcial de suministro de electricidad en Santa Cruz.