Cuando el famoso narcotraficante "Chapo" Guzmán huyó de una cárcel de máxima seguridad en México el pasado 11 de julio, se reunió con su esposa y sus dos hijas gemelas de 4 años en Sinaloa.

Según un reporte de Televisa, el "Chapo" mandó a su gente de confianza a  buscar la mascota de sus hijas, el mono llamado "Botas". Sin embargo, no obtuvieron los permisos sanitarios para llevar al animal en avión por lo que el traslado se hizo por vía terrestre.

La pista del mono fue uno de los elementos que ayudó a las autoridades a ubicar el paradero de Guzmán. Según fuentes del diario "El Universal", los investigadores descubrieron al animal en el Estado de Sinaloa y sabían que podía llevarlos hasta el paradero del narcotraficante.

La mascota había sido detectada en un automóvil de lujo del cuñado del "Chapo", Édgar Coronel, quien está actualmente detenido.

El 16 de octubre se realizó un fallido operativo de captura en las sierras del Triángulo Dorado entre Sinaloa y Durango, en el que el capo del narco resultó herido en el rostro y la pierna, pero logró escapar.

Según anunció la fiscal general Arely Gómez, entre las 34 personas detenidas por la evasión del narco están dos pilotos de confianza y su cuñado.