Escucha esta nota aquí

Pese a que la Ley 1008 restringe la venta de estupefacientes y psicotrópicos, que solo pueden ser adquiridos mediante receta y valoración médica, una farmacia situada en la avenida Monseñor Rivero, cerca al Cristo Redentor, los comercializaba sin exigir los requisitos. La Fiscalía y la Policía requisaron el lugar, se incautaron de un kilo de tabletas y aprehendieron a la propietaria.

El fiscal Mario Ballivian encabezó la inspección. Dijo que a este negocio se le hacía seguimiento desde hace tiempo porque había denuncias de que se dedicaba a la comercialización ilícita. La propietaria de la farmacia ha sido también acusada de importar medicamentos de forma ilegal y en las próximas horas será llevada ante un juez cautelar.

El representante del Ministerio Público dijo que las investigaciones abarcarán a otras farmacias que también han sido señaladas de venta libre de drogas y sicotrópicos.

Los sicotrópicos son sustancias químicas que actúan sobre el sistema nervioso central y producen cambios temporales en la percepción, ánimo, estado de conciencia y comportamiento de las personas. En la medicina son utilizados para el tratamiento de condiciones neurológicas o psiquiátricas.