Escucha esta nota aquí

Los cuatro rehenes muertos en el supermercado judío en París fueron "probablemente" asesinados el viernes por el secuestrador Amedy Coulibaly antes del inicio de su ataque, declaró a la prensa durante la noche el fiscal de París, François Molins.

"Ningún rehén murió durante el asalto de las fuerzas del orden", aseguró Molins, quien confirmó que Coulibaly había "amenazado con matar a todos los rehenes" que tenía en su poder.

La Policía además busca a una mujer sospechosa que estaba junto a Amedy en el supermercado y logró huir del lugar antes de que se ejecute la operación policial.

Molins informó que cinco familiares de los tres terroristas fallecidos este viernes aún se encuentran arrestados.

Además se sigue investigando cómo trabajaron en coordinación Coulibaly y los hermanos Said y Cherif Kouachi, que también fallecieron este viernes abatidos por la Policía francesa y principales sospechosos de haber atentado al semanario Charlie Hebdo, donde murieron 12 personas el miércoles.

Vamos a seguir investigando hasta saber todos los procedimientos para saber cómo trabajaron los tres terroristas y cómo ejecutaron esos hechos criminales de forma coordinada y determinada”, aseguró el fiscal.