Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales pedirá a la Virgen de Urkupiña que la actual crisis de los precios internacionales no afecte el crecimiento económico de Bolivia.

El mandatario se encomendará a la Patrona de la Integración Nacional, en la misa central de la festividad que se celebrará el sábado en las puertas del Templo San Ildefonso en Quillacollo, Cochabamba.

"Yo diría personalmente paciencia para la oposición, sabiduría para atender las demandas (del pueblo) y que el crecimiento económico, pese a la rebaja de los precios de los recursos naturales, siga adelante", declaró Morales a los periodistas.

El adelanto de su pedido lo realizó minutos después de llegar al palco oficial de la entrada folclórica de la Festividad de la Virgen que comenzó la mañana de este viernes.

El  presidente también invocará la ayuda de la Virgen María para cometer menos errores o corregirlos en la toma de decisiones para el bienestar del pueblo boliviano.

"Somos seres humanos, podemos equivocarnos y lo más importante es reconocer nuestros errores", dijo.

60.000 danzarines bailan con devoción

Una zampoñada dio inicio este viernes a la tradicional entrada folclórica de Urkupiña en Cochabamba. La Comunidad Laboral Santo Domingo fue la responsable de abrir este festejo en el que 60.000 danzarines y 57 fraternidades, tanto de la Llajta como del resto del país, exhiben sus mejores bailes.

"Esta fastuosa entrada ha comenzado bien organizada y le pedimos a la población que venga a Quillacollo para apreciar este bello espectáculo", dijo el alcalde de esta ciudad cochabambina, Eduardo Mérida, según cita la agencia estatal de noticias ABI.

A diferencia del comienzo de semana, en el que se registró bajas temperaturas y cielos nubosos, hoy los cochabambinos y devotos de la Virgen de Urkupiña, que llegaron hasta este departamento de Bolivia, disfrutan de un día soleado.

En la inauguración de la festividad religiosa y cultural, estuvo presente el ministro de Culturas, Marko Machicao, además de diputados y autoridades cochabambinas. 

El tramo en el que los danzarines lucen sus mejores pasos y vestimentas es de cuatro kilómetros, desde la avenida Martín Cárdenas hasta el templo de San Idelfonso.

En Quillacollo esperan que, entre el 14 y el 16 de agosto, más de dos millones de devotos visiten el santuario de María Madre de Urkupiña, ubicado en el cerro de Cota, para agradecer por los favores recibidos. 

La entrada folclórica de Urkupiña se realiza desde 1977 como una expresión de fe hacia la Virgen María. La leyenda cuenta que la imagen se apareció un día de agosto de 1700 a una humilde pastorcita, en lo que hoy se conoce como el cerro de Cota de Cochabamba.