Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

La comunidad internacional acordó en 2009 limitar a +2°C el aumento de la temperatura promedio mundial en relación a la era preindustrial con el objetivo de evitar graves consecuencias para el planeta. Pero algunos países consideran que este objetivo no es suficiente y en noviembre, en Manila, 43 países especialmente vulnerables pidieron limitarlo a +1,5º.

Esta cuestión es uno de los temas de debate en la conferencia del clima de París (COP21) que empezó el lunes en presencia de unos 150 jefes de Estado y de gobierno.

¿Por qué 2ºC?

Esta cifra es el resultado de un compromiso político alcanzado en 2009 en Copenhague. En 2007, la UE fue la primera en fijar sus objetivos de reducción de gases de efecto invernadero en función de este objetivo de +2°C, tras un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Si la temperatura aumenta más de 2ºC, los científicos prevén efectos irreversibles, con fenómenos extremos frecuentes (ciclones, sequías, etc), la disminución de la productividad agrícola o la extinción de especies.

Si sube +2°, el nivel del mar aumentará 40 cm antes de 2100, pero si aumenta en 4 o 5°, la subida sería de 80 cm e incluso más.
Por eso se considera que limitando el aumento a 2°C el planeta todavía se puede adaptar.