Escucha esta nota aquí

La Policía activó este miércoles el plan "Marcha Ñandereco Frontera" y desplegó a sus unidades de elite a zonas fronterizas con la finalidad de frenar los delitos transnacionales, particularmente contrabando, trata de personas y tráfico de drogas. 

De acuerdo con un comunicado del Ministerio de Gobierno, la actuación policial será coordinada con las autoridades locales.

"Vamos a desplegarnos hacia la represión de organizaciones criminales vinculadas al tráfico de drogas, a la trata de personas, al contrabando, a los robos agravados, a los hurtos, a los robos de vehículos y autopartes", dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero, citado en el boletín institucional.

Cooperación de Brasil

Romero indicó que se solicitó a las autoridades brasileñas su colaboración mediante el cierre de las fronteras con Bolivia en los lugares donde se realizará el despliegue policial.

El Ministerio de Gobierno no precisó si se pidió la cooperación de los restantes países con los que Bolivia tiene frontera: Chile, Perú, Argentina y Paraguay.

Chile denuncia delitos en su frontera 

Esta actuación policial se produce en la misma semana en que el Gobierno chileno envió a Bolivia una nota diplomática de protesta por el aumento de los delitos cometidos en la frontera entre ambos países, supuestamente por bolivianos que delinquen en Chile y luego regresan a su país.

Te puede interesarChile afirma que no necesita intimidar a nadie