El escenario del diálogo instaurado por los asambleístas de Santa Cruz y los indígenas chiquitanos no llegó a un buen puerto, ya que la tarde de este domingo las cuatro mesas de trabajo fueron levantadas por parte de los chiquitanos.

Alicia Alegre, presidente de la marcha indígena, dijo que dos representantes de la Gobernación de Santa Cruz que conformaban la mesa de la comisión legislativa abandonaron la reunión y en ese sentido los chiquitanos decidieron suspender las demás comisiones que trabajaban en otras mesas.

“Hoy (domingo) dos de los interlocutores por parte del gobernador han abandonado la mesa de la comisión legislativa que recogía nuestra demanda del estatuto, la ley departamental 013, los curules de los pueblos indígenas, no han querido atender a nuestras demandas, no hay voluntad. Hasta que no se reinicie esta mesa las otras comisiones no van a volver a trabajar en sus diferentes mesas”, informó Alegre.

Piden reunirse con Costas

Alegre lamentó que el gobernador haya puesto funcionarios que no tienen el poder para decidir en las mesas de trabajo, en ese sentido los chiquitanos volvieron a exigir reunirse con la primera autoridad política del departamento, caso contrario anunció que reactivarán sus medidas de presión.

“Pedimos una reunión con el gobernador, con la presidenta de la Asamblea y con el secretario de Gobierno, Vladimir Peña, para que atiendan nuestras demandas. Si no hay una respuesta este día, las medidas de presión con bloqueos van a aplicarse”, sentenció.

Una mesa cierra con firma de acuerdos
?

Katia Romero, presidente de la comisión económica, confirmó que esta mesa de trabajo logró cerrar con la firma de un acta con los indígenas que estaba liderada por Miguel Ipono y Lorena Rodriguez. Añadió que han llegado a la conclusión de seguir avanzando en beneficio de las comunidades cruceñas.

“La propuesta que ellos establecen de modificación de la ley 013, (50,40,10), ellos proponen que la distribución sea del 45,35,20 y que estos recursos sean manejados por un ente descentralizado, creemos que esta ley es exitosa por ello hemos derivado esta propuesta a la comisión legislativa porque esta norma está estampada en nuestro estatuto autonómico en revisión en Tribunal Constitucional”, explicó Romero.

Añadió que otro punto que abordaron fue que la comisión de gestión de políticas públicas tratará las obras y los proyectos de regalías, todo esto con una evaluación de cuatro a seis meses; también se estableció continuar la exploración de mecanismos alternativos para nueva distribución de recursos económicos.

Los indígenas chiquitanos sostienen una vigilia en las instalaciones de la Gobernación de Santa Cruz desde el lunes 28 de septiembre y exigían una reunión con el gobernador Rubén Costas para que atienda sus demandas, entre ellas la redistribución de las regalías y la incorporación de sus propuestas al estatuto autonómico.