Escucha esta nota aquí

La Gobernación de Santa Cruz reportó el jueves 625 focos de quema en todo el departamento y recomendó a los agricultores hacer "rompe fuegos" o zanjas para evitar incendios forestales como consecuencia de los desmontes y chaqueos que efectúan para habilitar tierras para la siembra.

"En julio hemos registrado 240 focos de quema. Ahora, sólo en agosto, ya tenemos 625 focos de quema, lo que no significa que sean incendios forestales, pero si una alerta porque este es el mes donde hay más viento y es más propenso que una quema se convierta en un incendio forestal", advirtió la secretaría de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente, Cinthia Asín.

Esa funcionaria explicó que la zona más vulnerable es San José de Chiquitos, afectada por la sequía.

Hay que controlar los horarios de quemas para desmonte, entre las 6:00 y 9:00, no abandonar las mismas y crear cordones de seguridad o "rompe fuegos" de 5 metros en el perímetro para evitar su propagación, recomendó.