Escucha esta nota aquí

Con una eucaristía ministrada por el monseñor Sergio Gualberti y a los pies del Cristo Redentor, esta tarde se lleva a cabo la clausura del V Congreso Americano Misionero (CAM) con la participación de representantes de 24 países del continente.

Después de cuatro jornadas de reflexiones en el complejo Don Bosco, miles de fieles se han dado cita en el lugar para formar parte de esta celebración especial para la Iglesia Católica.

El monseñor Sergio Gualberti invitó a los fieles a subirse a la montaña de la reconciliación, a abandonar la tendencia consumista, a la compra de bienes innecesarios y frenar la explotación indiscriminada de los recursos naturales que causan daños a la Madre Tierra y despoja de su habita a los indígenas.

"Subir a la montaña de la luz y de la verdad como cristianos consagrado en la verdad del señor, subir a la montaña de la comunión de nuestra iglesia, la montaña de la reconciliación y del perdón para caminar por la senda de la conversión sincera en nuestra iglesia. Unidos y reconciliados debemos caminar unidos", dijo Gualberti.

El monseñor agregó que el próximo encuentro, el VI CAM se desarrollará en Puerto Rico

Representantes de diversas parroquias han acompañado a los invitados del exterior en las actividades programadas. Algunas de ellas se desarrollaron en horas de las mañana en los barrios.

Entre los presentes en el cierre del congreso se encuentra el alcalde cruceño Percy Fernández.

En su intervención, monseñor Gualberti manifestó su alegría por la oportunidad de tener este encuentro en Bolivia y saludó a todos los invitados de los diversos países.

En su sermón, Gualberti criticó a los "países gobernados por   caudillos populistas que oprimen a los más pobres", como también a los sistemas económicos que no permiten condiciones de vida digna a los habitantes". El monseñor también se refirió a los que "pregonan la guerra, que levantan muros y amenazan la unidad de la familia, constantemente  hostigada por ideologías que causan división entre los hermanos".

Finalmente exhortó: "Que cada uno de nosotros pregone la paz del evangelio".

El monseñor Eugenio Scarpellini, coordinador general del CAM dará  lectura a un documento final con las conclusiones del congreso.