Escucha esta nota aquí

Hay agitación política en el Palacio de Gobierno y en sus alrededores. En los pasillos dicen que habrá cambio de ministros. El presidente afirmó que quiere un gabinete más político y funcionarios “ideologizados” para el 2018. Se habla del retorno de los de siempre (Quintana, Choquehuanca y Arce Catacora). También se menciona que habrá castigo para quienes no cumplieron con las expectativas y en otros casos para quienes soltaron demasiado sus impulsos tuiteros. Lo inquietante es que se opte por un cuerpo de colaboradores que priorizará la campaña electoral, a casi dos años de los comicios presidenciales, lo cual no es alentador si se toma en cuenta que ya las arcas del Estado no son las que eran y que se debe corregir la ineficiencia en algunas empresas estatales y ministerios.
 
La pesadilla de los feminicidios no se acaba. Son 80 las vidas que fueron arrebatadas en lo que va de este año. De nada sirven las lamentaciones ni las promesas de las autoridades. Hay que frenar este cáncer de la sociedad. No alcanza con una ley. Urge el compromiso de cada hogar para dejar de ver a las mujeres como objetos o posesiones de alguien. Nadie tiene derecho a ejercer violencia y menos matar a una madre, a una hija, a una ciudadana...
 
Día de los Santos Inocentes. Que las bromas arranquen una sonrisa y, ojalá, los malos momentos que vive el país se diluyan pronto para arrancar un 2018 con aires renovados y con el cuaderno limpio para escribir cada página con conciencia, esperanza y fe. 

Chumacero dijo adiós a The Strongest. Hizo un gran trabajo. Que le vaya bien y coseche muchos éxitos en México.