Escucha esta nota aquí

El caso inició en 2009, cuando el Ministerio Público abrió la investigación de la desaparición y asesinato de Jéssica Burgoa, una adolescente de 16 años que salió de su casa para participar en una carrera pedestre en Oruro y no volvió más. 

Ramiro Guerrero, Fiscal General del Estado, informó que el Tribunal de Sentencia Penal primero de la capital orureña determinó 30 años de cárcel sin derecho a indulto en contra de Adriano Alfredo Cossío Mercado, asesino confeso de la menor.

Además, la justicia también sentenció con 15 años de presidio a Roberto Edgar Cossío Pérez, cómplice en el delito de asesinato, y dos años para Víctor Michael Laime Rocha y Wara Tavita Guevara Terán, como autores del delito de encubrimiento. Todos cumplirán sus penas en la cárcel de San Pedro de Oruro.

Más antecedentes del hecho indican que Jéssica Burgoa fue hallada muerta la mañana del 18 de junio del 2009, cerca del balneario de Capachos.

La joven estuvo cuatro días desaparecida, desde que salió de su casa el 14 de junio del mismo año.