Escucha esta nota aquí

El fuerte aguacero caído ayer en Santa Cruz no frenó las actividades previstas en el hospital Oncológico: la entrega de una ambulancia para dicho centro por parte del Gobierno y una feria con marcha incluida por el Día mundial de lucha contra el cáncer de mama.

El acto en el que el ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, entregó un lote de medicamentos se realizó en la sala de espera del hospital y luego, con partidarios del MAS y familiares de los niños con cáncer, salieron al frontis del hospital y, en plena lluvia, entregó la esperada ambulancia equipada con terapia intensiva.

En ese momento asomó la marcha de mujeres, organizada por el Sedes, a participar de la feria instalada en toldos y aprovecharon para gritar estribillos delante del ministro y su gente, que llevó también mujeres con letreros en apoyo el Sistema Único de Salud que el Gobierno piensa poner en vigencia desde enero de 2019.

Desesperadas y aguerridas

También acosaron al ministro mujeres enfermas de cáncer de mama, que dijeron no pertenecer a ninguna asociación y que necesitan ayuda para curarse. “Dennos un tratamiento que sea gratis para poder terminarlo. Yo no me quiero morir, mi última hija tiene cinco años y por ella estoy luchando. Si nos van a dar un seguro que cubra todo, bienvenido, pero si no va a cubrir quimio, radioterapia y tabletas que son caras, no nos sirve de nada”, dijo Roxana Velasco, que espera una cirugía para el 25 de octubre.

Ana Figueroa, presidenta de la Asociación de madres de niños con cáncer, que el jueves bloquearon hasta la medianoche el tercer anillo en protesta por la suspensión del acto de entrega de la ambulancia, expresó con acidez: “Por fin tenemos una ambulancia después de 40 años en el hospital...” “Estamos empezando con algo minúsculo para lo que se necesita en el tema cáncer...” “Gracias por la ambulancia, pero hay mucho por hacer...”, señaló.

Rocabado indicó que el nuevo seguro incluirá el tratamiento del cáncer, en su primera fase, en el área infantil, el cáncer uterino y el de mama. Dijo estar consciente de que hay mucho por hacer por la salud, pero cree que se está dando respuestas.