Escucha esta nota aquí

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, candidato del gobernante Partido Nacional, resultó hoy ganador de las elecciones generales del 26 de noviembre al concluir el escrutinio especial de 1.006 actas inconsistentes tras una jornada de catorce horas que inició el domingo.

Hernández se impuso con el 42,98 %, contra el 41,39 % de Salvador Nasralla, candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, con el 99,89 % del global de las actas electorales procesadas para la fórmula presidencial, quien con anticipación dijo que no aceptaba el resultado porque le han hecho "fraude".

El magistrado presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), David Matamoros, dio por concluido el escrutinio especial de manera simbólica a las 05.00 horas locales (11.00 GMT), cuando restaban 20 actas electorales que aparecieran en el cómputo final de 18.128. 

Sin embargo, la autoridad electoral admitió que podrían aceptar la demanda opositora de revisar más de 5.000 actas que a su juicio presentan problemas.

La posibilidad de un nuevo mandato ha desatado la furia de simpatizantes de Nasralla, de la izquierdista Alianza de Oposición Contra la Dictadura, quienes alegan "fraude" y "robo" de la elección y han chocado con policías y militares con saldo de una joven mujer muerta.

Espera continúa

Matamoros explicó que la proclamación del próximo presidente  puede llevar unos 22 días, debido a que tras el conteo de votos viene una fase de impugnaciones que debe cumplirse, según la ley.

Además, continúa el escrutinio de votos para 128 diputados del Congreso, autoridades de 298 municipios y 20 diputados del Parlamento Centroamericano.

"Hacemos un llamado a todos los candidatos y a todos los partidos de que Honduras es primero", dijo Matamoros al pedir calma ante la complicada coyuntura por el lento y complicado  recuento electoral, que llevó a escenas de vandalismo y saqueos a comercios.