Escucha esta nota aquí

El director de la Dirección de Tráfico y Transporte (DTT), Alberto Moreira, explicó que el municipio no va a ceder a la presión de los minibuseros e indicó que la solución que éstos deben aceptar es el ingreso hasta la rotonda del Chiriguano, en la intersección del segundo anillo y la avenida Grigotá.

“La solución se las dimos hace un mes y es ingresar hasta el segundo anillo de la Grigotá y si desean pueden vender sus motorizados y comprar micros o taxis para tener permiso de trufi”, manifestó en entrevista con el canal PAT.

La autoridad municipal explicó que los minibuses están prohibidos en la ciudad porque no son seguros para prestar el servicio.

“El minibús está prohibido por ley en nuestro municipio. No reúnen las condiciones de seguridad para prestar un servicio masivo porque tienen una sola puerta y los pasajeros viajan en un espacio reducido. En caso de emergencia, la vía de evacuación queda obstruida”, indicó.