Escucha esta nota aquí

9/04/2015

La comunidad boliviana que vive en Roma, la sede del Vaticano y capital de Italia, no oculta su entusiasmo por el anuncio de la visita del papa Francisco a Bolivia y espera que traiga un mensaje de paz y unidad.
EL DEBER pudo conversar con algunos de los bolivianos residentes en Roma, que es el corazón de la religión católica y la única ciudad del mundo que tiene en su interior un Estado extranjero: el enclave de la Ciudad del Vaticano.

El padre Martín Villanueva Medina, que estudia hace cinco años en esa ciudad, confesó haber estado siguiendo paso a paso las noticias sobre la visita papal. “Tengo mucho interés en esta noticia, la he estado siguiendo hasta que el presidente Evo Morales la ha confirmado. Estoy seguro de que el papa Francisco llevará un mensaje de paz y de unidad, porque últimamente Bolivia está dividida. Por un lado está la Iglesia católica y por el otro el Estado, creo que el papa llevará el mensaje de que los católicos y el Estado boliviano vivamos en armonía”, expresó con su acento paceño.

El sacerdote también destacó uno de los mensajes del papa: “El centro de nuestra vida es el Señor. En muchas ocasiones, el papa Benedicto nos ha recordado que el domingo es el día de la familia, del Señor, y es justo que al menos los fines de semana les dediquemos un tiempito a Él, mejor si podemos participar de la santa misa. Creo que el mejor modo de prepararnos para recibir al papa es escuchando la palabra del Señor”.
Para él, es muy significativo estudiar en Roma porque esto le permite conocer más las raíces del cristianisno, para poder ejercer mejor su labor pastoral.

En el Foro Imperial

Otro de los bolivianos es Gonzalo García, que hace 13 años reside en tierra italiana. Lo encontramos en el Foro Imperial, que es una ampliación del foro romano donde los bolivianos suelen organizar eventos como la entrada folclórica que tuvieron hace unas semanas. “Ojalá que el papa Francisco lleve un mensaje de paz, unidad y mucha prosperidad. Yo me siento muy orgulloso de vivir en Roma y como católico siempre asisto a misa, lo mismo hacen mis compañeros bolivianos y de vez en cuando vamos al Ángelus que celebra el papa”, relató.

El Ángelus es una devoción católica en recuerdo de la Anunciación y la Encarnación del Verbo. Cada domingo, el papa reza el Ángelus, sin importar dónde esté, aunque usualmente lo hace desde la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico Vaticano.

La joven boliviana Valery Veizaga no solo reside cuatro años en Roma sino también se ha convertido en la reina del Carnaval de los bolivianos en esa ciudad, que hace poco aglutinó a más de 450 bailarines. “Es hermoso pensar que el papa Francisco visite Bolivia, porque sus raíces están en Sudamérica. Espero que comparta con nuestra gente y disfrute de nuestra cultura. Bolivia es grande, pienso que le encantará y ojalá que le hable a la gente como lo hace aquí, porque su palabra es muy emocionante”