Escucha esta nota aquí

El conflicto en el seno de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) de Cochabamba no concluye y se prolonga por cinco semanas. Las autoridades académicas convocaron a sesión extraordinaria del Consejo Universitario, mientras que la Federación Universitaria Local (FUL) respondió que no abrirán las puertas de la casa de estudios superiores. Por el contrario, indicaron que radicalizarán la protesta.

El dirigente de la FUL Jarlín Coca fue enviado con detención preventiva a la cárcel de San Sebastián, luego de una audiencia cautelar. “Yo me declaro un perseguido político y en este momento soy preso político”, aseguró Coca, tras su encarcelamiento. Con la detención sube la tensión en el conflicto universitario./ ANF