El corazón de la pequeña Cataleya, hija del arquero de Destroyers Carlos Rea, dejó de latir el domingo, en medio de su lucha contra el síndrome de Werdnig-Hoffmann (Atrofia Muscular Espinal grado I). La menor viajó para someterse a un tratamiento en un hospital de Tailandia, en mayo de este año, pero su organismo no respondió al método clínico.

La menor venía enfrentando esta enfermedad que no es común, desde cuando solo tenía un par de meses, dejó de existir con un año y ocho meses. “Cataleya ya descansa en paz, falleció el domingo”, informó a DIEZ.bo una de sus tías de ‘Cata’, que conmovió a sus familiares y amigos de su padre futbolista con la extraña enfermedad. Muchos se sumaron a una cruzada que se realizó para ayudarla.

“Queremos agradecerles a todos los que nos apoyaron en su momento”, manifestó el mismo familiar, que estuvo de cerca acompañando a Noelia Cuéllar Dávalos, madre de la niña. En abril, los seres queridos de Cataleya realizaron diferentes actividades solidarias para recaudar fondos y así puedan buscar la mejor medicina para curarla.