Escucha esta nota aquí

Quisieron reunirse cerca del lugar donde comenzó la historia de algunas de sus familias. Y así llegó casi un centenar de personas a la convocatoria de la Asociación de Abruzzese de Bolivia, que preside Rony Pedro Colanzi, hasta la propiedad El Naranjal, de la familia Colamarino.

El motivo fue recordar la llegada de 15 abruzzeses (de Italia) a Bolivia en 1954 y su asentamiento en Guabirá, donde formaron una cooperativa y lograron la dotación de tierras en la zona de El Naranjal, convirtiéndose en un puntal del desarollo de la región.  

Los anfitriones los esperaron con churrasco y algunas delicias italianas, honrando sus raíces