Escucha esta nota aquí

La policía de Copenhague informó que el hombre que fue alcanzado por los tiros que lanzaron sus agentes murió, un incidente que se produjo unas horas después de que dos personas murieran y cinco resultaran heridas en dos ataques a bala en una ciudad de Dinamarca.

"La policía está ahora investigando ahora si esta persona podría estar detrás de los tiroteos en el centro cultural de Krudttonden y cerca de la sinagoga de Krystalgade", dijo este domingo la policía en un comunicado.

El operativo policial se produjo en el barrio de Nørrebro, donde la policía tenía establecido un punto de vigilancia.

"En un momento dado, una persona que podría estar relacionada con la investigación llegó al lugar", explicó la policía, los agentes lo llamaron, pero éste respondió a tiros contra la unidad policial, que lo abatió, informó el comunicado.

El hombre que murió era judío

La comunidad judía anunció este domingo, que el hombre que murió fuera de una sinagoga de Copenhague, en uno de los tres tiroteos era judío.

Michael Gelvan, presidente del Consejo de Seguridad Judío Nórdico, declaró que cuando se produjo el ataque se estaba celebrando una ceremonia dentro de la sinagoga y que "el joven" tiroteado estaba encargado del "control de los accesos" al edificio.

"No sabemos nada por el momento, es demasiado pronto para suposiciones", dijo Gelvan al ser interrogado sobre los motivos del ataque.