Escucha esta nota aquí

El vicepresidente Álvaro García Linera calificó como un "problema recurrente" lo que le sucedió al Movimiento Al Socialismo (MAS) en las elecciones subnacionales de marzo pasado. Afirmó que el liderazgo del primer mandatario, Evo Morales, es electoralmente más fuerte. 

"La mitad del voto del MAS, que apoya al presidente Evo, se desbanda a los tres meses. Algo así como que el evismo como proyecto es muy fuerte, pero el masismo tiene problemas", sostuvo la autoridad en entrevista publicada este lunes por el periódico "El País" de España. 

Señaló que el oficialismo es "un partido muy joven que no ha logrado la construcción de liderazgos que puedan abastecer, simultáneamente, un nivel de excelencia en el ámbito nacional", hecho comprobado con la derrota parcial de en los comicios regionales. 

Además, García Linera señala en la entrevista, que Bolivia antes tenía "una relación franca, amistosa y de confianza hacia Estados Unidos" y que ahora "quiere regresar a la antigua situación", en referencia a los últimos acercamientos.

Sin embargo, aclara que "hay indicios de que la intromisión en asuntos políticos internos de parte de funcionarios de la Embajada (estadounidense) aún se mantiene, no han asumido la construcción de lazos de confianza basados en el respeto". 

Respecto a las relaciones con España, el segundo mandatario sostiene que se tienen "problemas pendientes, como el hecho del visado. Tenemos que obtener visa para venir a Europa cuando hay otros países latinoamericanos que no. Nos gustaría contar con una España, con la que compartimos idioma y parte de nuestra cultura, de nuestro lado".