El intendente municipal Nelson Ruiz, anunció las acciones que se tomarán en las unidades educativas desde este año para preservar la salud de los estudiantes.

Se prohíbe la venta de productos golosinas chinas - ya que no tendrían especificaciones alimenticias ni fechas de vencimiento - y de comida rápida dentro y fuera de los colegios.

Ruiz añadió, según el periódico El País, que el uso de garrafas y fuego cerca de los colegios también representa un peligro. El proyecto contempla también la instalación de quioscos saludables, que ofrezcan productos nutritivos.

“Consideramos que tenemos un desayuno escolar nutritivo que dan las unidades educativas, vender comida rápida sería una contradicción”, señaló a El País.