Leonel Quenalla, responsable del Centro Municipal de Zoonosis de la Alcaldía de Oruro, descartó que la muerte del puma se haya originado a una sobredosis del tranquilizante suministrado al animal a través de un dardo.

El funcionario municipal afirmó que se manejan dos hipótesis, una de que el puma murió debido a una broncoaspiración y la segunda a consecuencia de un paro cardiaco. Se aguarda confirmar las causas en los siguientes días, una vez tenga los resultados de la necropsia.

"Estamos a la espera de los resultados de la necropsia realizada ayer (miércoles), se enviaron nuestras de tejido, sangre y algunos órganos a un laboratorio especializado. Prevemos que la siguiente semana contaremos con los resultados oficiales", afirmó Quenalla.

La aparición de un puma paseándose por los techos de la zona aledaña a la nueva terminal de buses de la ciudad de Oruro, alarmó a la población de la zona y activó un operativo del personal del Centro Municipal de Zoonosis, la Policía Forestal y Medio Ambiente (Pofoma).

La medianoche del martes los agentes lograron capturar al felino y posteriormente lo trasladaron hasta el zoológico municipal, donde sería puesto en cuarentena; sin embargo, el animal silvestre murió mientras era trasladado.