Escucha esta nota aquí

El presidente francés François Hollande pidió este lunes el fin del embargo estadounidense sobre Cuba, durante una histórica visita a la isla comunista, la primera de un jefe de Estado occidental tras el deshielo entre Washington y La Habana en diciembre.

"Vengo en un contexto particularmente importante pero todavía incierto", dijo Hollande, el primer presidente francés que visita Cuba desde su independencia en 1898, en un discurso en la Universidad de La Habana.

Francia hará lo posible para contribuir a que "la apertura pueda ser confirmada, que las medidas que tanto han perjudicado el desarrollo de Cuba puedan ser finalmente anuladas, suprimidas", agregó aludiendo al embargo estadounidense que pesa sobre la economía cubana desde 1962.

"Ustedes saben que siempre ha sido la posición de Francia el levantamiento del embargo que traba el desarrollo de Cuba", expresó el presidente francés. Todos los años desde 1991 Francia ha votado a favor de la resolución que exige el levantamiento del embargo en la Asamblea General de la ONU.

Hollande cumple esta visita mientras Cuba está normalizando sus lazos con la Unión Europea y Estados Unidos, y está inmersa en un proceso de "actualización" de su alicaída economía, heredada de la época soviética.

Hollande tiene previsto visitar a Castro 

El presidente francés tiene previsto reunirse este lunes con su homólogo cubano, Raúl Castro, quien sucedió a su hermano Fidel en 2006. El Elíseo también anunció la "disponibilidad" de Hollande para un posible encuentro con el padre de la revolución, que por ahora no ha sido confirmado.

Hollande se adelantó a los demás jefes de Estado occidentales con esta visita oficial de un día y antes de su llegada afirmó que "este viaje es de algún modo histórico", a pesar de que "Raúl y Fidel Castro se han reunido con presidentes franceses".