Escucha esta nota aquí

"Hay que acabar con el embargo a Cuba para siempre", pidió al Congreso la precandidata democráta a la presidencia de Estados Unidos este viernes en la ciudad de Miami, una de las que tiene mayor población cubana.

Hillary Clinton manifestó que el embargo impuesto por Estados Unidos a la isla desde hace más de 50 años, sólo ha "fortalecido" al régimen de Fidel Castro y aseguró que, si gana las elecciones de 2016, permitirá un mayor "compromiso" con la isla.

La demócrata insistió en "abrazar nuevas ideas y volver al punto muerto de la Guerra Fría".

Lee más: Los 8 hitos de la historia de Cuba y Estados Unidos

La crítica de republicanos

Uno de los precandidatos republicanos a la presidencia de Estados Unidos es Jeb Bush -hijo y hermano de dos expresidentes del país-, conocido por su fuerte oposición al restablecimiento de relaciones con Cuba.

Luego de las declaraciones de Hillary Clinton, Bush la acusó de respaldar una "retirada en la lucha por la democracia en Cuba" al pedir al Congreso el levantamiento del embargo a la isla.

Bush consideró "insultante" la propuesta de la aspirante demócrata. Desde su punto de vista, el pedido de Clinton significa el abandono de "los principios de la democracia" a cambio de nada por parte del régimen de La Habana.

"Si soy elegido presidente voy a estar comprometido a ayudarles (a los cubanos) a lograr la libertad negada", concluyó el republicano.

Lee más: EEUU y Cuba inician otra era en relaciones diplomáticas