Escucha esta nota aquí

Se trata de la línea blanca. El presidente Evo Morales inauguró este sábado el tramo que consolida el transporte urbano por cable, que consta de una estación subterránea en un extremo y un edificio con elevadores, en el otro; consta de 2,9 kilómetros de extensión y une la plaza Villarroel con San Jorge, pasando por la avenida Busch y la plaza Triangular.

Se dispuso que el costo del uso de más de uno de los tramos del servicio de transporte será de Bs 2, solo el primero mantendrá los Bs 3 de la tarifa normal, después, se aplicará el descuento de Bs 1, para los usuarios.

"El Gobierno nacional nunca va a proponer proyectos que puedan perjudicar al pueblo, pero lamento que algunos compañeros dicen que si el Evo ejecuta ese proyecto, va a ganar políticamente, así es el egoísmo", sostuvo el jefe de Estado.

Anunció que países de la región solicitaron que la empresa 'Mi Teleférico' preste servicios internacionalmente. Un decreto supremo aprobó el miércoles que el emprendimiento estatal se presente para ganar proyectos en otras naciones.

La línea blanca permite unir las líneas: azul, roja y naranja, que se encuentran en el norte de la ciudad de La Paz y parte de El Alto, con la amarilla y la verde, que se encuentran hacia el sur de la sede de Gobierno. Consta además con un edificio de elevadores de 14 pisos, que une las avenidas del Poeta y Arce; además de tener un museo arqueológico.

"No es fácil construir teleféricos, pero si vale la pena hacerlo. La Paz y El Alto son zonas difíciles para construir teleféricos, pero la línea blanca fue más difícil" explicó el gerente de la empresa estatal de transporte por cable, César Dockweiler.

Datos del Teleférico indican que ese tramo cuenta con 131 cabinas, una capacidad de transporte de 3.000 pasajeros por hora y permitirá hacer un recorrido de 2,9 kilómetros en un tiempo aproximado de 13 minutos; mismo que en transporte público demora cerca a media hora.