Escucha esta nota aquí

La ex presidenta argentina Cristina Kirchner acudió a tribunales este miércoles para declarar ante la justicia por primera vez, citada por una controvertida operación del Banco Central durante su mandato, en una causa que miles de seguidores convirtieron en un acto político de calle.

Arropada por miles de banderas y en medio de cánticos de apoyo la exmandataria, ya sin cargos ni fueros, ingresó sonriente al juzgado para ser indagada por supuesta defraudación por operaciones cambiarias en los últimos meses de su gestión (2003-2015).

Kirchner presentó un escrito ante el juez Claudio Bonadio, a quien según trascendió a la prensa buscará recusarlo para apartarlo de la causa por considerarlo parcializado, luego que durante su gobierno (2007-2015) intentó destituirlo.

"No les tengo miedo. Afrontaré este proceso y cualquier otro que quieran fabricarme", dijo en su escrito publicado en Facebook, que pidió incorporar a la causa.

Kirchner, abogada de profesión, asegura que la intención del gobierno del presidente Mauricio Macri es "plantar una causa" para que termine presa, con la colaboración del poder judicial, denunció.

La ex presidenta afronta también el pedido de investigación de un fiscal por supuesto lavado de dinero.

La citación colocó a Kirchner en el centro de la escena política luego de haberse recluido en la Patagonia desde el 9 de diciembre cuando dejó el gobierno al presidente de centroderecha Macri.

La militancia de los grupos kirchneristas se mostraron dispuestos a expresarle apoyo bajo una mañana de lluvia torrencial con consignas que iban desde "¡Aguante morocha! (morena) "Si vas presa yo me voy con vos" hasta "fuerza Cristina".