Estados Unidos denunció ayer en su informe anual sobre derechos humanos la represión y detenciones arbitrarias en Cuba y Venezuela, y colocó a Ecuador entre los principales países que bloquea el acceso a sitios web y redes sociales.

Los Gobiernos de La Habana, Caracas y Quito rechazaron las conclusiones y denunciaron la falta de moral de EEUU para denunciar las violaciones a los derechos humanos cuando las fuerzas militares estadounidenses los transgreden en Oriente Medio y otras regiones del planeta.

En Venezuela, la "corrupción redujo la efectividad de las fuerzas de seguridad y socavó la independencia de su justicia", usada para perseguir a opositores, señala el documento publicado por el Departamento de Estado.

Las fuerzas del orden también son señaladas de represión contra las manifestaciones de disidentes entre febrero y mayo de 2014, que dejaron más de 40 fallecidos, y el maltrato de los detenidos en las cárceles.

"En 2014, el problema de derechos humanos más significativo en el país siguió siendo las severas restricciones al disfrute de los derechos políticos", sostiene el informe.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro también actuó para restringir la libertad de expresión y de prensa, así como el derecho a la privacidad, según el Departamento de Estado.

Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela, que carecen de embajadores desde 2010, se encuentran en tensión desde marzo pasado, cuando el presidente Barack Obama firmó sanciones contra siete funcionarios del Gobierno venezolano.

Retrocesos en Cuba
El informe también examinó la situación de derechos humanos en Cuba, en momentos en que Washington se prepara para restablecer relaciones diplomáticas congeladas por medio siglo con la isla.
Las autoridades cubanas "supuestamente usaron amenazas, ataques físicos, intimidación" entre otros métodos para impedir manifestaciones pacíficas y llevaron a cabo cerca de 9.000 detenciones temporales, el mayor número en los últimos cinco años.

Libertades en riesgo
Al igual que el año pasado, Washington denunció restricciones a la libertad de expresión en Ecuador.
Según el informe, una firma de abogados ligada al gobierno en Quito está usando leyes de derecho de autor para "atacar contenidos en las redes sociales críticas" del presidente Rafael Correa.
El voluminoso informe, que subraya en general las violaciones de derechos humanos perpetradas por los gobiernos, este año fue divulgado con cuatro meses de atraso