Escucha esta nota aquí

La fiscal Anticorrupción, Rosario Venegas, envió a los destituidos jueces José Marcelo Barrientos, Humberto Viscarra y a la secretaria Micaela Alí 
a celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) a la espera de la imputación formal en audiencia cautelar, tras ser interrogados por el video de extorsión de 15.000 dólares a una litigante de La Paz.

"Prosiguiendo con los actos procesales y cumpliendo con órdenes de aprehensión, las personas investigadas por los delitos de cohecho activo, extorsión, beneficios en razón del cargo y uso indebido de influencias prestaron ya su declaración informativa", precisó la Fiscal.

Los exjueces serán imputados por los delitos de cohecho pasivo, incumplimiento de deberes y beneficio en razón de cargo.

Los exjueces Barrientos y Viscarra y la secretaria Ali fueron destituidos de sus cargos luego de que se hiciera público el video donde se observa sus rostros y se oye su voz en el momento de participar de la extorsión para favorecer a una litigante con el cambio de la tipificación del delito que afronta su hijo.

El video generó repercusiones de parte de autoridades de gobierno, judiciales, mediáticas y ciudadanas, que pidieron que los implicados sean sancionados drásticamente.

En el caso también están implicados fiscales y funcionarios judiciales, que serán sometidos a investigación para determinar su grado de participación en los hechos.

A su vez, la viceministra de Lucha Contra la Corrupción, Jessica Saravia, se hizo presente en la audiencia para hacer seguimiento del caso con el fin de participar en las actuaciones penales.

Dijo que aguardará el resultado de las declaraciones informativas y la decisión de la fiscal una vez que evalué la conducta de las tres personas que aparecen en el video, donde exigen 15.000 dólares a María Quenta Mamani, madre de un joven preso acusado por el delito de violación.

,

Corrupción: Juez pidió 15.000 dólares para cambiar un caso