Escucha esta nota aquí

Diez actrices, dramaturgas y directoras que participando en el Festival Internacional de Teatro en Santa Cruz 2015 hablan sobre la participación femenina en las tablas, pasando por la maternidad y hasta el prejuicio de género a la hora de tomar roles dentro de la escena

Todas ellas coinciden en que se ve mucho más mujeres en el rol de actriz que en el papel de dramaturgia y dirección porque en la realidad boliviana aún conviven preceptos patriarcales y machistas. Esto fue lo dijeron:

1. Claudia Eid
“Se subestima a las mujeres que se ponen a escribir o dirigir y creo que las mismas mujeres no quieren asumir esos roles, entonces en cantidades y calidades de dramaturgos y directores, estamos disparejos”, indicó Claudia Eid, dramaturga destacada que acaba de presentar su obra "Princesas".

Para Eid, ser actriz o productora es un rol mucho más común para las mujeres. “Veo que es difícil encontrarlas en dirección, dramaturgia, escenografía o técnicos de luces, creo que aún hay esto de roles establecidos y en algún punto me molesta, porque no falta capacidad, pero quizás falta convencimiento”, explicó.

2. Teresa dal Pero
La actriz y cantante Teresa dal Pero señala que la presencia femenina en la escena nacional ha sido siempre consistente e importante, sobre todo a nivel de intérpretes y producción, sin embargo cada vez hay más mujeres en otros ámbitos como en la dirección y la dramaturgia.

Para Dal Pero las energías masculinas y femeninas si bien son diferentes, son complementarias, inclusive en un contexto antagónico. “Estoy hablando de energías, por lo tanto no creo que las mujeres encarnan solo la energía femenina, así como los hombres solo la masculina. No obstante siento que muchas veces el aporte femenino en el arte, puede, dependiendo de muchos factores, representar una mirada transversal”.

3. Piti Campos

Para Piti Campos, actriz de teatro y protagonista de Juana Azurduy (próxima película de Jorge Sanjinés), pese a que hay más mujeres en la escena todavía se está viviendo en un estado "pluri multi patriarcal, donde es difícil deshacernos de ciertas vivencias o pensamientos que el género masculino o femenino han depositado en nosotros”.

4. Denisse Arancibia
Denisse Arancibia, cineasta y autora chuquisaqueña, indica que aunque le gusta defender la idea de que no hay diferencia en el trabajo en función del género, cree que es una respuesta más en defensa de su forma de pensar al respecto, que una realidad.

“Quiero creer que mi trabajo, o el trabajo artístico de cualquiera no pasa por el género; pero es inevitable que mi "yo, mujer boliviana" afecte en los resultados al igual que afectaría si yo fuera hombre. El momento en el que yo espectadora me deje afectar por el contenido y la propuesta sin que me interese si fue realizado y concebido por un hombre o una mujer, ahí el posible "género" del producto artístico dejará de importar. Hay que evitar etiquetar la obra por el género de su autor”.

5. Patricia García
Para Patricia García el contexto machista es fundamental como una variable en lo que es la creación. ”. La actriz tuvo excelentes críticas el pasado año por su participación en los 12 monólogos con la obra "Batman".

“Desde el momento que uno toma la decisión de dedicarse al arte y debe enfrentar las convenciones familiares de lo que como mujer se espera de tí, hasta la que debe trabajar la parte técnica de una obra siendo directora o ir a encargar una estructura a un maestro carpintero. Siendo mujer uno se enfrenta a que preconciban una no sabe de esas cosas. Y a nivel más grande por ejemplo, a que como actrices no tengamos un sistema que nos ayude con la maternidad, etc.

6. Mary Carmen Monje
Mary Carmen Monje, actriz, dramaturga y directora del grupo El Baúl dice que desde el aspecto técnico del teatro muchas veces “no te hacen caso” si es una mujer la que está a cargo.

“Pero creo que es algo común en esta y otras profesiones en Bolivia, todavía falta un cambio de chip a nivel social. En todo caso veo que está creciendo, cada vez hay más mujeres directoras, dramaturgas y productoras. Sus miradas crean propuestas diferentes”.

7. Wara Cajias
Para Wara Cajias, ganadora del último premio Abaroa en Artes Escénicas, en la mayoría de las obras priman los papeles masculinos y los que son femeninos, no son los protagonistas, por cuanto habría más ofertas de trabajo para actores varones.

Cajias ha realizado un estudio sobre la situación de las mujeres en teatro de Bolivia donde se destaca que son más las mujeres que dejan la carrera en las artes a partir de los treinta años, que los hombres. “Considero que más allá de la educación de los demás, debemos superar nosotras mismas nuestra educación machista, aprender a valorarnos y darnos un lugar; depende de nosotras”, declara Cajias.

8. Lia Tik Michel
“Para mi existe una diferencia de lugares visitados, de experiencias y de formas de expresión. Si, esto también varía de persona a persona pero veo en colegas mujeres una urgencia y ansia de manifestarse que aparece de manera totalmente distinta en colegas hombres, quizás por la coyuntura, porque es ahora”, señaló Lia Tik Michel.

La destacada actriz cochabambina dijo que hay buenas propuestas hechas por mujeres pero pocas. “Creo que tenemos que dejar de ser políticamente correctas tratando de generar sólo reflexión sino más bien sacudir al espectador a bofetadas, como mujeres tenemos mucho que decir a gritos. Creo que nos falta perder la cordialidad”.

9. Glenda Rodríguez
Como directora y creadora Rodríguez ha trabajado en "Sueño de Verano" y "Juguetreando", como asistente de dirección en el proyecto de Rodrigo Bellot llamado "Tu Me Manques".

“La presencia luminosa de mi hijo me inspira y me encanta trabajar cerca de la vibración de los peques, aprendo mucho de su mirada al mundo, su ritmo, me siento guiada por ellos y a la vez acercándome a Emiliano a su nueva perspectiva, Emiliano juega”, indicó Rodríguez sobre su incursión en teatro para niños.

10. Camila Urioste
“Mi experiencia es similar a la de cualquier madre que trabaja: es necesario organizar los horarios, trabajar mucho en casa y contar con un sistema de apoyo conformado por el padre de los niños, sus abuelas, etc. Sin este apoyo es muy difícil que una mujer que es madre pueda trabajar”, señala Camila Urioste, última ganadora del premio Abaroa en dramaturgia también es madre de dos niños.