Escucha esta nota aquí

Hace varios años que el tenis dejó de ser un simple deporte de élite, para convertirse en un espectáculo que atrae a millones de seguidores y televidentes en todo el mundo, y cuyos protagonistas, los tenistas, se convirtieron en superestrellas mediáticas.

Prueba de ello es el caso del rey del tenis, el suizo Roger Federer, que, luego de estar ligado a Nike por 24 años, firmó un convenio de $us 300 millones con la firma japonesa Uniqlo.

Este año termina el contrato de Nike con el príncipe del tenis, el actual número uno, el español Rafael Nadal, que tendrá que superar los $us 42 millones que le pagaron en su anterior gestión.

Las mujeres no se quedan atrás, más aún si se trata de grandes campeonas como Serena Williams, que aceptó $us 40 millones por lucir la marca Nike durante cinco años.

Además de ello, Williams, que es diseñadora de modas, graduada en Florida, tiene su propia línea de ropa deportiva, llamada Aneres (Serena al revés), que se vende en muchos países.

La rusa María Sharapova, aumentó su cuenta bancaria con $us 25 millones por lucir las prendas de Nike.

Las marcas de ropa deportivas pagan millones a los tenistas top, pues saben que ellos son verdaderos influencers.

El mito. Roger Federer es el tenista mejor pagado. Solo la marca Uniqlo le abonó a su cuenta $us 300 millones
Guapa. María Sharapova luce ropa de Nike
Rafael Nadal. Impecable y a la moda, es uno de los consentidos de Nike