Los ministros de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Sánchez, y de Planificación de Argentina, Julio de Vido, firmaron hoy un memorándum de entendimiento para el “intercambio en energía eléctrica” e “intercambio de gas natural” entre ambos países.

El documento, rubricado en Buenos Aires, adelanta la construcción de la línea de transmisión en 500 kilovoltio “Juana Azurduy de Padilla” que unirá la localidad tarijeña de Yaguacua en Bolivia hasta la ciudad de Tartagal en Argentina, proyectándose, en una segunda etapa, que llegue hasta la localidad de San Juancito, de la provincia Jujuy.

“Una línea eléctrica es como una arteria que mezcla y conjuga la sangre de los dos países. Esta línea que se va a construir permitirá el intercambio de energía (...). Cuando Bolivia necesite energía vamos a mandar nosotros y cuando necesite la Argentina, ellos nos suministrarán”, expresó la autoridad del vecino país.

Sánchez sostuvo, por su parte, que “con este acuerdo se profundiza la hermandad entre dos pueblos como es Argentina y Bolivia. Si bien ya tenemos una integración en hidrocarburos, ahora hay una posibilidad en energía, esto no es un tema sólo económico, sino es un apoyo entre ambos países”.

Sobre el intercambio de gas, la información señala que se "extremarán todos sus esfuerzos para que, a la brevedad posible, se concreten exitosamente las negociaciones que desarrollan YPF S.A y YPFB respecto de proyectos de exploración y explotación de hidrocarburos en Bolivia”.

Asimismo, el Estado boliviano destinará, previo abastecimiento de su mercado interno, los volúmenes de gas natural adicionales provenientes de esas áreas al mercado argentino a través de la ampliación del contrato interrumpible vigente, suscrito entre YPFB y Enarsa.