Escucha esta nota aquí

El Gobierno abre la posibilidad de debatir la aplicación de toques de queda para luchar contra la delincuencia. La medida, que fue mencionada por el presidente Evo Morales durante la sexta Cumbre de Seguridad Ciudadana, pasó de ser una "anécdota" a recibir un "clima favorable" en la opinión pública. 

"La gente se adhiere a esta posibilidad, si hay un clima favorable a una posición en la opinión pública, de repente vamos a vernos forzados a debatir en algún momento", manifestó el ministro de Gobierno, Carlos Romero a su salida de Palacio de Gobierno.

Conoce más: Evo habla de un "toque de queda" para evitar delitos

Explicó que "el presidente lo comentó como una anécdota, que algunas madres le habían comentado que sería bueno aplicar esa medida tal vez aplicar esa medida para menores de 18 años de edad, para que no circulen en la noche y lo comentó como una anécdota, no fue tema de debate o análisis, de evaluación".

Sin embargo admitió que "si bien todos coincidimos que no es con medidas rígidas que se combate la inseguridad ciudadana, sino también con medidas preventivas, a veces este tipo de restricciones dan resultado".

Lea también: Ven que sería un desastre dictar un "toque de queda"

El primer mandatario fue tildado de "dictador" por sugerir que se adopte esa práctica, propia de los gobiernos "de facto" en el país, aunque algo similar pasó cuando en el municipio de La Paz se aprobó normativa para que las fiestas de 15 años duren solo hasta media noche. 

"Entiendo que hayan toques de queda en situaciones más extremas, pero que sean los militares los que los pongan cuando les convenga, lo otro sería un desastre", manifestó a EL DEBER el padre jesuita Xavier Albó.