Escucha esta nota aquí

El centro de la ciudad, delimitado por el primer anillo, no solo es un espacio donde se hallan 290 edificios y viviendas que son protegidos por el Centro de Patrimonio Histórico. El primer diagnóstico realizado mediante una encuesta a 680 viviendas del área por el Instituto Cruceño de Estadística (ICE), dependiente de la Gobernación, concluye que el centro histórico está lleno de vida con predios de uso mixto, es decir, residencial y comercial.

El documento fue elaborado en casi cuatro meses por el ICE, con la colaboración de las universidades NUR, Unifranz y UPSA, fue entregado ayer a la Secretaría de Planificación de la comuna cruceña, se titula Evaluación del potencial socioeconómico del centro histórico, el cual da pautas para las nuevas políticas municipales de revitalización.

Exposición
El director del ICE, Alejandro Arce, explicó que el centro de la ciudad se lo dividió en cuatro cuarteles, limitado por el primer anillo. El primero abarca la zona hospitalaria hasta las calles 24 de Septiembre y Ayacucho; el segundo tiene como epicentro el parque El Arenal y Los Pozos hasta la Sucre y 24 de Septiembre. El cuartel tres está situado alrededor del mercado Siete Calles, limitando con las calles René Moreno y Ayacucho; y el cuarto en la zona comprendida entre las calles Sucre y René Moreno, teniendo como centro la plaza Calleja.
Arce explicó que en promedio los encuestados viven en el centro más de 24 años y cada familia está integrada por cuatro miembros que consideran que una de las cualidades para residir en la zona es que es muy segura, pues el 81% indicó que nunca fue presa de algún delito, el 12% fue víctima de robo, el 5% sufrió algún hurto; y el 2%, un atraco.

Si bien hay alguna percepción de falta de seguridad se debe al poco control de las actividades de los locales nocturnos que han proliferado en el sector y por el peligro de sufrir alguna caída por la irregularidad del piso de las aceras.

De los habitantes del centro el 79% reside en casas, el 10% en departamentos en edificios, el 4% en departamentos en casas, el 3% en cuartos de alquiler y el restante 4% en otros sin especificar.

Referente a la ocupación del predio el 69% es de uso comercial, frente al 27% solo de uso residencial. Las zonas aledañas a Los Pozos, Siete Calles y el rebalse de La Ramada, en la exterminal de buses, son las más comerciales.

Negocio

El estudio también evaluó las cinco razones para tener un negocio en el centro. Los motivos más importantes y en los cuales la mayoría está de acuerdo son la ubicación estratégica, la seguridad, la gran cantidad de clientes y de líneas de micros que circulan por el el lugar. La gente de otros distritos acude porque encuentra todo lo necesario en el casco viejo.

En cuanto a la quinta razón, que son los alquileres de los inmuebles, solo el 27% dice que son baratos. El promedio del alquiler es de $us 458, y la garantía de $us 620. 

En el tema de movilidad urbana los residentes piden a la comuna que habilite o construya más espacios de parqueos.

Promesa

Sandra Velarde, secretaria de Planificación de la Alcaldía, dijo que este diagnóstico será analizado y de ahí saldrán los elementos para renovar el área. “El alcalde ha aprobado la licitación de una consultoría para actualizar la normativa del centro histórico, entre ellas la del uso de suelo y la altura de los edificios”, refirió.

Velarde recordó que el plan de movilidad urbana irá ligado al centro; y se analizan dos proyectos con el arquitecto Víctor Hugo Limpias, referidos a la revitalización del parque El Arenal y establecer un corredor  desde el Cristo Redentor hasta la plaza principal.