Escucha esta nota aquí

Con fideo, arroz o simplemente con papas fritas; con carne de res, de pollo o de llama, así es como se prepara en diferentes regiones del país la sopa de maní, la cual pretende ser declarada “plato bandera de Bolivia”. Para ello, ayer se presentó un proyecto de ley que será remitido a la Asamblea Legislativa Plurinacional para su aprobación.

El acto se realizó en la Casa del Artista del Ministerio de Culturas y Turismo, en La Paz, con la presencia de autoridades, chefs y personas ligadas a la gastronomía boliviana.

“Con esto empezamos la defensa del patrimonio cultural de la gastronomía boliviana. Entregamos este proyecto para que la sopa de maní sea el plato bandera de todos los bolivianos. Luego seguiremos trabajando con los otros platos, porque tenemos más de 500 platos típicos originarios que no se conocen”, expresó el chef Juan Chacolla, secretario general de la Federación Sindical Mixta de Trabajadores Gastronómicos y Hoteleros de Bolivia.

Para Chacolla, hay que defender y promocionar el patrimonio cultural ancestral de la gastronomía boliviana, pues “otros se quieren adueñar de nuestros platos”.

En la presentación del proyecto de ley también estuvo el presidente de la Asociación de Chefs de Bolivia, Pedro Cadena, quien recordó que el 10 de julio se comenzó con una votación en la fanpage del Viceministerio de Culturas para que la gente elija entre cuatro opciones cuál era el plato indicado para que reciba el nombre de plato bandera de Bolivia. “En los eventos gastronómicos internacionales siempre nos preguntaban cuál es el plato bandera de Bolivia y nosotros no sabíamos qué decir, porque, por regiones, tenemos diferentes platos típicos. Entonces, como asociación nos propusimos crear el plato bandera y para ello nos acercamos al Ministerio de Culturas”, comentó el chef.

Con el fin de que la población elija el plato bandera del país, en la fanpage del Ministerio de Culturas se presentaron cuatro opciones: sopa de maní, pique macho, picante mixto y el majao. “El más votado fue la sopa de maní y, como segundo, el pique macho. El ganador lo presentamos y coordinamos con la diputada Nora Quisbert para hacer un proyecto de ley de declaratoria de la sopa de maní como plato bandera del país. Queremos que el 7 de agosto, día en que presentamos los resultados de la votación, se celebre el Día de la sopa de maní en Bolivia”, manifestó Cadena.

La diputada Nora Quisbert, que estuvo presente en el acto, indicó que el proyecto será trabajado y adecuado para ser presentado a la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Un plato con historia

“Tenemos diferentes variedades de sopa de maní, en La Paz se lo prepara con fideo, en Santa Cruz, con arroz o puro, incluso algunos le agregan papas fritas. La sopa de maní tiene historia. El Che Guevara ha comido sopa de maní. Este plato también ganó un concurso de Masterchef en Argentina y lo hemos llevado a eventos en México y en Nicaragua, donde ha tenido bastante aceptación. También ha sido promocionado en Perú, España, Colombia y Brasil”, comentó Cadena.

“No podríamos vivir sin nuestros pueblos y todo lo que producen y fruto de lo que producen es que hoy por hoy gozamos de diferentes platos típicos en nuestro país. Donde vamos a cualquier región del país encontramos sopa de maní, con diferentes formas de preparar, pero es la esencia. Nos acompañará como parte de la marca país en la World Travel Market en Londres”, señaló Wilma Alanoca, ministra de Culturas y Turismo, quien adelantó que para enero de 2019 se realizará un encuentro nacional para que todos los departamentos presenten su plato bandera.