Escucha esta nota aquí

El presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan pasó un sofocón el domingo cuando un seguidor llegó hasta él en procura de abrazarlo, lo jaloneó y por poco y lo derriba.

Nadie sabe cómo se dio modos para burlar al cuerpo de seguridad -que recibió un severo llamado de atención- y llegar hasta el mandatario durante un acto.

Erdogan no pudo disimular su cara de asombro, mientras su fan fue sacado del recinto mientras miraba con cara de asombro. Mira el video: