Este martes se cumple el quinto día consecutivo de diálogo entre indígenas chiquitanos y autoridades legislativas y ejecutivas de la Gobernación de Santa Cruz. De las cuatro mesas instaladas el viernes 9 de octubre, dos fueron prácticamente cerradas y dos continúan en negociación.

Mientras tanto en las afueras de la Gobernación continúa la vigilia de marchistas, instalada el 29 de septiembre. Los indígenas mantienen su amenaza de cercar a Santa Cruz si los resultados de estas negociaciones no son favorables a sus demandas.

Dos mesas continúan trabajando

Alicia Alegre, presidenta de la marcha indígena, informó que durante esta jornada las comisiones legislativas y de gestión pública continuarán trabajando en las respectivas mesas de diálogo. Añadió que la comisión económica fue derivada a la legislativa, mientras que la comisión política orgánica llegó a un consenso pero aún no se ha firmado el acta.

Costas ratifica trasfondo político

El lunes 12 de octubre, el gobernador Rubén Costas ratificó su predisposición al diálogo con el sector y añadió que cualquier posibilidad de cambio a la redistribución de regalías departamentales (50,40,10) debe darse en el escenario de la Asamblea Legislativa, pero teniendo en mente que las regalías son departamentales y que costaron sangre a los cruceños.

Son regalías del 11% que le han costado sangre a este pueblo, por último esa es la ley, este es el único departamento que la distribuye democráticamente. No puedo convertirlo en un fondo indígena, para eso está la Asamblea Legislativa. Los estatutos están en el Tribunal, esta instancia decidirá qué artículo deberá revertirse”, indicó Costas

,

n
,

Demanda de los chiquitanos 

La vigilia de indígenas chiquitanos exige a la Gobernación de Santa Cruz una modificación a la distribución de la regalías departamentales y la inclusión de sus propuestas a los Estatutos Autonómicos, entre otros. 
?