Escucha esta nota aquí

Nuevos documentos filtrados este viernes por Wikileaks han revelado que Estados Unidos espió al Gobierno de Japón, a su primer ministro Shinzo Abe y al Banco Central de ese país.

Según la información de Wikileaks, la Casa Blanca tenía “conocimiento íntimo de las deliberaciones internas” de Tokio en su relación bilateral con Estados Unidos, asuntos comerciales, sobre su política nuclear y de lucha contra el cambio climático.

Los informes provenientes de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) indican que también observaron a empresas como Mitsubishi y Kawasaki.

El espionaje, que se inició en 2006 bajo el primer mandato de Abe, incluyó 35 objetivos, principalmente económicos para obtener información que habría compartido con Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Reino Unido.

Ni Estados Unidos, ni Japón se han manifestado tras estas revelaciones. Sin embargo, un portavoz del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca se remitió a un comunicado de septiembre de 2013, escrito por James Clapper, máximo responsable de las agencias de inteligencia estadounidenses.

En ese texto - publicado a raíz de la información filtrada sobre otros casos de espionaje - se manifiesta que Estados Unidos recolecta información extranjera para reforzar la seguridad de sus ciudadanos y proteger sus intereses.

?
La relación Estados Unidos - Japón

Fueron enemigos durante la Segunda Guerra Mundial en cuyos ataques se destrozaron ciudades como Pearl Harbor (EEUU), Hiroshima o Nagasaki (Japón).

Sin embargo, luego de casi 70 años de la rendición de Japón, ambos países han estrechado vínculos diplomáticos y son aliados comerciales y de defensa. 

El club de "Los Cinco Ojos"


El hecho de que Estados Unidos haya compartido la información obtenida desde Japón con Australia, Canadá, Nueva Zelanda y el Reino Unido confirma la alianza "de los Cinco Ojos", como sus mayores aliados en materia de inteligencia.

El denominado "Club de los cinco ojos" nació a partir de la colaboración en materia de espionaje que mantuvieron Estados Unidos y el Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial para descifrar los códigos alemanes y japoneses.

Luego del escándalo por el espionaje a la canciller alemana, Ángela Merkel en 2013 por parte de Estados Unidos, el periódico Der Spiegel publicó un reportaje titulado "Escalada controlada" en el que afirma que en este control informático están integrados, además, Canadá, Nueva Zelanda y Australia.