El ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana anticipó "dificultades" sin el liderazgo del presidente Evo Morales, que - por ahora - no podrá presentarse como candidato en las elecciones de 2019 y deberá concluir su actual mandato en enero de 2020 si se cumple el resultado del referéndum constitucional del 21 de febrero. 

"Sin el liderazgo del Presidente, del Vicepresidente, seguramente habrá más dificultades, porque lo que tenemos hoy día es al Presidente Evo en sus múltiples dimensiones, que ha permitido transformar la historia de Bolivia", manifestó la autoridad en entrevista con Bolivia TV.

Conoce más: García Linera dice que "fue como doblarse un tobillo"

En la víspera el primer mandatario dijo que "perdió una batalla, pero no la guerra", en referencia a la victoria del "No" en el referendo sobre la reelección. Culpó a las redes sociales y a la guerra sucia por la derrota en las urnas.  

Quintana admitió la eficacia de la estrategia de la oposición, señalando que "el MAS no estaba preparado para la despiadada guerra sucia que atacó la imagen del presidente Evo Morales y que en seis meses se multiplicó por cien. La estrategia de la derecha dio resultado".

Lee también: El MAS ya sale a buscar un "líder de unidad"

En esta jornada se desarrolla una reunión de Gabinete Ampliado, que entre otros puntos, también evaluará la coyuntura política tras los resultados del referendo. Además se busca la forma de garantizar la agenda patriótica, con resultados a 2020.

Morales dijo que el MAS saldrá más fortalecido de este momento, pero evito referirse a su sucesor. En la cúpula del oficialismo se perfilan varios nombres, aunque quien cobra más notoriedad es el canciller David Choquehuanca.