Escucha esta nota aquí

El viceministro de Vivienda y Urbanismo, Bony Morales, anunció que ya se cuentan con 10 millones de bolivianos para construir 86 casas para albergar a las familias afectadas por el desborde del río Acre en Cobija. La madrugada del sábado 21 de febrero las aguas del Acre, crecieron ocasionando muchos daños en la ciudad pandina, en donde al menos 3.000 familias resultaron damnificadas.

“En Cobija ya tenemos una evaluación inicial de la totalidad de las familias y viviendas que fueron afectadas por la crecida del río Acre. Son 86 las familias afectadas; la primera fase de este proyecto consiste en la búsqueda de terrenos adecuados y seguros que nos permitan la construcción de las primeras viviendas”, dijo Morales.

La autoridad manifestó que se tiene garantizada la suma de 10 millones de bolivianos, cifra que podrá ser modificada una vez se definan los proyectos y las empresas constructoras que serán contratadas.

Cobija, cada principio de año por la época de lluvias, sufre de inundaciones que ocasionan pérdidas materiales. De acuerdo con declaraciones del viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, la inundación que soportó Cobija este año llegó a una altura superior a los 14 metros, una de las más grandes registradas en el municipio pandino.