Escucha esta nota aquí

La defensa del ciudadano peruano, Martín Belaunde Losssio, solicita que se levante la detención domiciliaria contra el exasesor del presidente Ollanta Humala, debido a que se considera "innecesario" el mantener la medida cuando ya fue rechazada su solicitud de refugio político. 

“Hay otro punto de referencia vinculado a la Corte Suprema de Justicia de Bolivia (…) Si fracasó el pedido de extradición, ya carece sentido que lo mantengan con arresto provisorio”, sostuvo uno de sus abogados, José Urquizo.

Ayer el Tribunal boliviano anticipó no analizar la solicitud de ampliar la detención con fines de extradición por errores procedimentales y se espera que en el vecino país se formule una nueva solicitud, antes del 21 de marzo, fecha en la que fenece la disposición judicial. 

El jurista señaló que el Gobierno peruano debe formular una “nueva petición de extradición, con nuevos delitos, nuevos hechos, nuevas pruebas, nuevas corroboraciones y que esos planteamientos tengan relación con el Código Penal de Bolivia”.

Respecto a la posibilidad de trasladar a Belaunde a un tercer país, Urquizo dijo que “una persona puede solicitar refugio a varios países, esa es una decisión personal, pero hasta que esto se resuelva recién se podría pensar en una u otra determinación”.

Además, el presidente de la Sala Penal permanente de la Corte Suprema de Justicia del Perú, Javier Villa Stein, consideró que la negativa de refugio a Belaunde "se presenta como una gran oportunidad para el Estado peruano en el proceso judicial abierto contra el prófugo empresario".

Sostuvo que su Gobierno debe apostar por gestionar la expulsión del ciudadano antes que por su extradición. Recordó que esta última figura legal obligaría a continuar con el proceso "solo por los delitos materia de la carpeta de extradición".