Al menos 25 personas murieron hoy y otras 202 resultaron heridas en un atentado suicida contra una mezquita chií situada en el centro de la capital del emirato de Kuwait, informó el Ministerio de Interior citado por la televisión oficial.

Las autoridades condenan, en un comunicado, la "acción criminal y cobarde" y expresan su compromiso de detener a los culpables y presentarlos ante la justicia lo antes posible.

Con anterioridad, el Ministerio de Interior había subrayado que el objetivo del ataque es "desgarrar la unidad nacional" de este emirato del Golfo Pérsico.

El atentado, que fue perpetrado contra la mezquita Imán al Sadik durante la oración del mediodía de hoy, fue reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

En el comunicado, difundido por internet y cuya autenticidad no ha podido ser verificada, el grupo yihadista asegura que el ataque fue llevado a cabo por un terrorista que llevaba adosado un cinturón de explosivos.

Varias páginas de información kuwaitíes han mostrado imágenes captadas por las cámaras de seguridad de cómo el supuesto terrorista entra en el templo antes de detonar las carga que lleva oculta.

Este atentado tiene lugar poco más de un mes después de otro similar contra la comunidad chií de Arabia Saudí.

El pasado 22 de mayo, el EI se atribuyó la autoría de un atentado suicida contra una mezquita chií en la población saudí de Al Qadih, donde murieron una veintena de personas y un centenar resultaron heridas.

El ataque se registró también durante la oración del mediodía del viernes, que tradicionalmente cuenta con la presencia de un mayor número de fieles. 
?