Escucha esta nota aquí

A la edad de 87 años, ayer falleció Inmergar de Prestel, muy reconocida por su labor social en favor de los niños con capacidades diferentes en la provincia Velasco.

Su obra estrella fue fundar el primer colegio secundario de convenio Iglesia-Estado para mujeres en esta ciudad, el Liceo de Señoritas Monseñor Daniel Rivero y la Fundación de Ayuda Social San Ignacio de Velasco (Fassiv). Inmergar era de nacionalidad austriaca.

La ‘mutti’ (mami en alemán) llegó a Bolivia en 1956 muy joven, invitada por el obispo emérito del ex Vicariato apostólico de Chiquitos José Calazán Rosenhammer para hacerse cargo de las obras sociales de la Iglesia.

El pueblo de San Ignacio llora la partida de una polifacética dama que estuvo inmersa en la educación, en la política como concejala por el MNR y en las obras sociales que se expandieron hasta el municipio de San Miguel de Velasco, donde su hijo Jorge Prestel fundó un Centro de Rehabilitación Basado en la Comunidad (RBC) para atender a niños con capacidades diferentes.

El ejemplar legado de la doctora Inmergar de Prestel fue hacer visibles a los más pobres entre los pobres, los niños con capacidades diferentes, que suman a más de 400 y que reciben atención en salud, educación, talleres artesanales y la escuela inclusiva de música