Escucha esta nota aquí

La lectura de la sentencia en contra del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y su exministro, Carlos Sánchez Berzaín, no es el paso final sino el primer escalón antes de lograr una sentencia conclusiva en contra de las exautoridades, de acuerdo con lo que dijo ayer el dirigente de las víctimas de octubre negro, Patricio Quispe, cuando el jurado de la Corte de Fort Lauderdale, en el distrito de Miami, se encuentra deliberando un fallo.

“Queda siempre el recurso de la apelación, pero eso siempre es para los dos lados; nosotros podemos  apelar, eso nos dijeron los abogados, pero si ellos pierden también podrán apelar y el siguiente paso es una Corte de Distrito”, informó el dirigente.

Desde el lunes, a las 16:00, un jurado compuesto por 10 personas, se retiró a deliberar después que el juez James I. Cohn hiciera las últimas recomendaciones. Hasta ayer, el jurado seguía en debate.

Anoche, el dirigente Quispe dijo que todavía no fueron convocados por el juez del caso y que ya se habían retirado todos. Por ese motivo, los abogados de las partes deben permanecer en las proximidades de la corte, a la espera de la resolución.

Aunque el Gobierno realizó el seguimiento al juicio, según confirmó el vicepresidente Álvaro García, los legisladores del MAS admitieron que un fallo favorable a ‘Goni’ complicaría el pedido de extradición que tramita Bolivia debido a que las leyes de EEUU diluyen la chance de un segundo juicio.